06 noviembre, 2007

El humo a la altura de sus ojos


Puerta del colegio. Un centenar de niñas y niños de entre 3 y 5 años salen por una puerta. Los padres y madres se aglomeran. Van saliendo poco a poco y en la distancia les hacemos una señal para que bajen las escaleras. Tienen que sortear a decenas de adultos que quieren acercarse a la puerta. Algunos adultos, en sus manos, llevan unos cilindros blancos lleno de tabaco y otras sustancias. Se llaman cigarrillos. Además, les han prendido fuego a la punta y están humeando. Lo sostienen con dos dedos a la altura de sus cinturas sin darse cuenta de que los están colocando a la altura de los ojos de todas esas niñas y niños de entre 3 y 5 años. He visto cómo se chamuscaban chubasqueros infantiles, cómo los cigarros se apagaban con el pelo de alguna muchacha o con la cara del algún chavalito. Pero no les pidas que no fumen ante esas aglomeraciones de niños porque te llamarán fundamentalista, inquisidor, "que ya está bien de tocar las narices a los que quieren fumar libremente" y cualquier cosa. Necesitamos ayuda humanitaria. Un cargamento de sentido común para miles de adultos, para que no crucen en rojo los semáforos delante de los niños, para que no tiren al suelo las colillas, para que no sean unos cenutrios,... pero es muy difícil. Cada vez está peor.


Nota: Las fotografías son auténticas (no son actores)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Aquí la anónima. Sobre lo de Aznar prefiero no hablar que me siento enferma con ese tema y ese hombre me repugna hasta físicamente. Sobre lo que aquí escribes es imposible no estar más de acuerdo. Excepto claro, en que la cosa cada vez está peor. En mi experiencia, lo de ser padres antes no estaba peor, es que las barbaridades estaban mas ocultas, por muy buena educación que pareciera que tenían esos padres.

Sigue habiendo gente que es padre o madre ahora, como entonces, por una especie de presión social y sin la mas mínima vocación de esfuerzo o de amor. Por eso creo que deberían hacer un cursillo previo o darles un carné por puntos. Por eso aún no me atrevo a ser madre.

Pero si lo fuera y alguien quemara ropa o pelo de un hijo mío, le doy un manotazo a su cigarro. Y eso que confieso sin pudor que fumo un poco, y desde que está prohibido un poco más, pero siempe muy poco, al aire libre o en casa con permiso de mi santo. Nunca fumaría delante de niños, ni lo hago delante de los hijos de mis amigos, y eso que mi madre fumaba y es de lo poco normal que hizo. Tengo mil cosas en el corazón que achacarle y no es ésa ninguna de ellas.

Por cierto creo que mas nos pudre mucho de lo que comemos que unos cigarritos al dia. ¿Aceites vegetales? ¿De que vegetales? No lo pone en la composición casi nunca y eso es ilegal, ese tipo de grasas obstruyen las arterias mucho más que unos cigarros. Y entrar en un garaje es fumar varios cigarros de golpe. Pero eso es cierto, así se obstruye las arterias uno sólo y por decisión propia. Nadie debería tragar humo de nadie si no quiere. Y lo dice una que fuma, pero muy poco y sin molestar, eh, jeje.

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Hola de nuevo.

Cuanto menos hablemos de Aznar, mejor.

Yo no doy manotazoa a nadie, soy no violento. Intento dialogar al máximo pero la violencia física no va conmigo. A mí me da igual que la gente se inyecte la nicotina en vena a las puertas de un colegio siempre que no pinchen a nadir. Por eso no soporto que las criaturas tengan que esquivar cigarros a tres centímetros de los ojos. Me encanta la libertad mía y de los demás, y procuro no molestar. A los asmaticos el humo del tabaco nos molesta muchísimo, es como si te pusieran una almohada en la cara durante diez segundos ¿Te lo imaginas? Pues eso. Así que entenderán que ande como loco buscando ese 1% de bares que dicen que están libres de humos.

Tienes la razón en que hay cosas peores, pero son voluntarias. Si me bebo dos botellas de vino y ocho bocadillos de panceta me molesto a mí mismo y nadie más. Cuando fuman a mi lado me impiden respirar casi literalmente.

A mi me gusta hacer un montón de cosas placenteras (te podría escribir una lista de 200) Pero no las hago en un restaurantes si sé que a la gente le puede molestar. Eso es lo que pido. ¿Es mucho?

Anónimo dijo...

No, no pides mucho, y aunque yo fume (poco), respeto a los no fumadores y ya te digo que te doy la razón. No fumo en restaurantes, y aunque no soy violenta, si alguien le echara humo a mi hijo igual le quito el cigarrito, porque hay gente que conozco con la que tristemente ya he aprendido que dialogar es imposible.

Pues eso, que te doy razón en lo del tabaco, que cada uno se intoxique como quiera pero sin molestar a nadie.

Sólo apuntaba otro tema distinto, y es que en la alimentación también sanidad tendría que poner ciertas normas para que muchos empresarios no estén estafando a la población, envenenando con etiquetado falso o incompleto. Es mas sano un bocata de panceta que muchas de las galletas que venden para niños con grasas vegetales muy nocivas.

Ah, y otro tema es el garrafón-veneno que te echan en la mayoría de los bares cobrándote como cubata normal, creo que también sanidad debería intervenir, me parece escandaloso. Es alcohol venenoso e ilegal que el cuerpo no puede eliminar. Si decido tomarme 1 cubata, para un día que salgo, que sea whiski y no veneno, por favor. Que se están forrando vendiendo un producto y sirviéndote ilegalmente otro que vale 10 veces menos, y que te hace polvo el hígado. Pero esto son otros temas.
Saludos y exige tus derechos con los fumadores, ya te digo, es tu derecho.

Alicia Vernok dijo...

Totalmente de acuerdo con el post.