02 junio, 2008

Menos mal...


Hace más de veinte años que el grupo Siniestro Total publicó su álbum Menos mal que nos queda Portugal. Aquel título nos dejó en el lenguaje una expresión de gran utilidad que a algunos les sirve como consuelo de tontos cuando las cosas van mal, se creen los últimos y descubren que hay alguien detrás. Otros, los que hemos hecho del país vecino nuestra pasión y nuestra forma de vida, la usamos como tabla de salvación para esos momentos de desasosiego en los que uno no piensa en otra cosa que en exiliarse. La ignorancia hacia Portugal que existe en la capital del reino ha inspirado incluso libros y ensayos. Buena prueba de este abandono es que jamás los medios nacionales hacen un seguimiento especial de las elecciones de nuestros vecinos más cercanos aunque sí lo hacen en Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña o las primarias de Iowa. Ahora que vemos un debate precongresual en la derecha española nadie se ha enterado de que en la derecha portuguesa las cosas se hacen de una forma más democrática, con elecciones directas entre la militancia y con cuatro candidatos que han tenido la valentía de presentarse. La pasada semana supimos que los vuelos a Guantánamo siguen haciendo escala en Rota, escuchamos que a nuestro gobierno no le constaba nada y acabamos enterándonos de todo gracias a una nota oficial del gobierno luso. Lo más gracioso de todo es que a Aznar le dijimos de todo- merecidamente- por colaborar indirectamente con la vergüenza de Guantánamo y ahora nos despachamos cándidamente porque confiamos en la buena fe de que los aviones de Mauritania a Guantánamo solo llevaban cous-cous. Menos mal…


Publicado en la contraportada del EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 2 de junio de 2008.

1 comentario:

Palmiralis dijo...

Estoy de acuerdo. Daría para más de un reportaje el nuevo intento de Santana Lopes... y la elección de la primera mujer en los 34 años del PSD... Y no puedo decir que los periodistas no lo intentan. Lo intentan, y mucho, sólo que a veces lo único que interesa es Amy Winehouse cayéndose en el escenario. Beijinhos