03 septiembre, 2008

Cuidado con la cabeza


Frente al puerto de Santander hay unas oficinas que tienen unas puertas especialmente bajas. Con muy buen criterio han escrito en el dintel una frase. En cualquier caso, la frase la podemos hacer extensible a todos los ámbitos de la vida y debería haber indicaciones similares en los lugares de trabajo, en las escuelas, en los semáforos, en los bares, ...

No hay comentarios: