26 octubre, 2008

Dios y la publicidad


La publicidad impactante no es lo que más me gusta. Es más: no me gusta la publicidad. Pero hay ocasiones en las que te ríes un poco. 


En cualquier caso, hace tiempo que dejé de preocuparme por ello para disfrutar la vida

1 comentario:

Hitos dijo...

Hace unos minutillos, tomando un descafeinado (que ya café no puedo a estar horas) comentabamos este anuncio, que si fuera en España lo mismo nos rasgabamos las vestiduras (se dice así ¿verdad?) y en el reino unido ni se despeinan