15 octubre, 2008

Pobreza


La pobreza no es un mal insalvable. Lo que ocurre es que eliminar la pobreza supone desprendernos de nuestros privilegios. Nos molesta la pobreza. No tanto las razas o los diferentes. Sólo los pobres. Pocas cosas hay más diferentes que un turista japonés o de Nebraska. Pero ellos no nos molestan. Nos incomodan el marroquí, el senegalés, o el boliviano, porque son pobres. No sé si estas cosas sirven para algo, pero no hacerlas sé que no sirve para nada.  Hoy es un día para pensar en eso. Y mañana también, y al otro...

1 comentario:

Hitos dijo...

A mi me pasa como a ti. No sé si estas cosas sirven o no , pero por si las moscas... las hago