01 julio, 2013

Clases

Las clases andan revueltas. Hay quien dice que la boutade de Wert y su 6 y medio no es sino un señuelo de colores vivos para que fijemos la mirada en él y no nos percatemos de cuestiones más importantes, es lo que hacen todos los magos y prestidigitadores. Mientras entramos al trapo de la nota mínima para obtener beca, nos van instalando una especie de virus troyano que nos tendrá atados durante mucho tiempo. En el fondo es un cambio de sistema: ya no interesa tener un alto número de personas capaces y muy bien preparadas, porque para el sistema productivo que tienen planificado se bastan y se sobran con los hijos de las élites, valgan o no valgan. Se ha desistido de aspirar a un territorio avanzado en investigación científico-tecnológica y la apuesta está en Eurovegas, hoteles playeros y restaurantes de todo tipo. Nos sobra para dirigir el tinglado con un puñado de contables, mano de obra barata para servir mesas y limpiar habitaciones, y un personal atemorizado, con miles de desempleados en las puertas deseando tener ese empleo mal pagado.

Cada día se acumulan pruebas que apuntalan la teoría de que la crisis es una maniobra orquestada, con la intención de que unos cuantos puedan obtener unas mayores ganancias y se reparta la miseria entre muchos. Solo así se explica que quienes nos recomiendan pensiones y salarios de 500€, se aseguren sueldos y retiros de más de siete cifras, por no hablar de los que nos piden austeridad y se llevaban en sobresueldos lo que ganan varias familias. No es que anden revueltas las clases, sino una vuelta de la lucha de clases, que no es lo mismo y que, además, nunca dejó de existir.

Publicado en EL PERIÓDICO EXTREMADURA el 1 de julio de 2013

No hay comentarios: