La libertad guiando al pueblo. Actualización.

Atribuyen a Rosa Luxemburgo una frase: quien no se mueve, no siente sus cadenas. Hay quien no ama la libertad porque no sabe usarla. Es como la oveja que cree que el mundo acaba en la valla del redil, que no se siente esclava y que cree estar en la gloria cuando salta sin sobrepasar los límites.

La libertad guiando al pueblo aparecía en el libro de octavo de EGB e ilustraba los sucesos del 14 de julio de 1789. Algunos años después descubrí que pretendía inmortalizar sucesos ocurridos cuatro décadas después.

Nos están constantemente diciendo que hay que actualizarse: las aplicaciones del móvil, las capacidades profesionales, las metodologías didácticas. Todo. 

También hay que poner al día lo que entendemos por libertad, en una época en la que la represión y el palo son más aplaudidos que la discrepancia.

La libertad. O tal vez deberíamos hablar de las libertades, se perderán antes por la desidia de los que no se mueven, que por la represión de quienes imponen mordazas (o de quienes, pudiendo, no quieren quitarlas).


Comentarios

Entradas populares de este blog

La profe de latín

De humanos y derechos

Una maestra llamada Justa