04 agosto, 2010

Mis libros (III)

En mis tres años de literatura en el bachillerato tuve tres profesores de literatura bien diferentes. Un entrañable pelirrojo salmantino que nos hizo leer La Regenta con quince años; un sacerdote que nos desentrañaba a Garcilaso en el aula que unía el laboratorio y el paraninfo del antiguo Bárbara de Braganza en Badajoz; por último, una enciclopedia andante, con la voz entrecortada y el cigarrillo entre los dedos, que nos hablaba de Pío Baroja y Valle-Inclán en el primer COU de jornada continua, a las 8 de la mañana, cuando todavía no había amanecido. 

En una caja deben de estar aquellas libretas de muelle con mucho comentario al margen. En 3º de BUP leí El Quijote por primera vez, pero fue unos años más tarde cuando lo disfruté plenamente. Yo creo que a El Quijote hay que llegar con un bagaje que a veces no se tiene con dieciséis años. Pero hay quien piensa todo lo contrario. No sé.

Me apasionan muchos fragmentos de la segunda parte y recuerdo haber llorado de risa en alguna calurosa noche de verano. Imprescindible, simplemente.

3 comentarios:

José F. Gras dijo...

primero de Filología en Sevilla, el profesor nos preguntó quiénes habíamos leído "de verdad" El Quijote y acabamos levantando la mano tres, en aquel aula estábamos más de cien..., recuerdo que me pregunté: ¡pero qué hago aquí!, imprescindible

Puntos de vista y ... nada más dijo...

Bueno, eso ha pasado siempre. La cuestión es que la lectura del Quijote cuando se es adolescente, es una lectura "desaprovechada" hasta cierto punto. Cuando volví a leerlo en la Facultad es cuando realmente lo disfruté. Creo que es una obra que hay que leerla con "referencias", es como más se aprovecha.

Y la pena es que hay gente a la que "obligan" a leerla en el Instituto, demasiado pronto, y luego coge manía a una obra tan excepcional.

Alicia Vernok dijo...

Ese es el problema del Quijote, que te obligan a leerlo en 1º de bachillerato(antes 3º BUP), y encima salteado, este capitulo sí, este no, este sí porque es una novela bizantina, este no porque total tampoco se lo ha leído el profesor y no es cuestión de ponerlo en evidencia...


Yo, como fui un niño raro (y soy un adulto raro), intenté leerlo a los diez años y no pasé de la novela corta primigenia. Algunos años después, ya con 24, me lo leí entero y con disfrute.

Ya para terminar, decir que para leer bien el Quijote hay que tener en cuenta que consta de 3 libros, y no dos, la cosa sería más o menos así:

-Ingenioso hidalgo (1ª parte de Cervantes)
-Quijote apócrifo.
-Ingeniosos caballero (2ª parte de Cervantes)

Se puede leer sin intercalar el de Avellaneda (que baja un huevo la calidad), pero habiendo leído este se entiende mejor el segundo de Cervantes.

Saludos!